Receta de Tarta Pavlova riquísima y fácil de preparar

Se dice que la pavlova se creó en honor de la bailarina rusa Anna Pavlova, durante una de sus giras por Australia y Nueva Zelanda en los años 20 del pasado siglo; parece que ambos países se pelean por ser los padres del invento. Con una base de merengue francés, este vistoso y dulce postre se convertirá en una apuesta segura para sorprender a tus invitados.

 

 

Ingredientes:

Para el relleno:

  • Nata líquida para montar (bien fría)500 ml
  • Azúcar glass
  • Fresas 100 gr
  • Arándanos 50 gr

Preparación:




  • Lo primero que tienes que hacer para poder preparar la pavlova australiana es pre calentar el horno a 200 ºC.  Luego, engrasa un molde para repostería y cúbrelo con papel de hornear también engrasado con spray para cocinar.
  • Ahora que lo tienes todo listo, bate las claras con una pizca de sal hasta que se vean espumosas. De esta forma, empezarás a preparar el merengue casero.
  • Sin dejar de batir, incorpora el azúcar, el vinagre blanco y la esencia de vainilla de forma gradual. Deberás obtener una mezcla con una consistencia espesa. Una vez integrados los ingredientes, añade poco a poco la harina y sin dejar de mover. Sabrás que la mezcla está lista cuando se formen picos y la masa no caiga al darle la vuelta al recipiente.
  • Vierte la mezcla de la pavlova en la bandeja de horno forrada con papel de hornear, dándole forma circular y dejando un hueco en el centro para poder rellenarla después. Puedes hacer esto con ayuda de una cuchara o una manga pastelera. Hornéala durante 10 minutos y, pasado el tiempo, baja la temperatura 130 ºC  y hornea la tarta pavlova durante una hora.
  • Pasado el tiempo de horneado, apaga el horno pero no retires la pavlova australiana, deja que se enfríe dentro sin abrirlo.

Cuando vayamos a servir la Tarta Pavlova, montamos la nata, que habrá de estar bien fría. Para ello la pasamos de la nevera al congelador y la dejamos 15 minutos. Colocamos el batidor de huevos en la olla y vertemos en ella la nata con el azúcar glass. Programamos experto, 2 1/2 minutos/velocidad 7.

En función de la cantidad de nata empleada y la temperatura de la misma, puede que sea necesario programar de nuevo. Utilizamos entonces los mismos parámetros y vigilamos atentamente para que la nata no se corte y se convierta en mantequilla. Rellenamos el hueco del merengue con la nata montada y coronamos con las fresas y los arándanos.

Como ves, la receta de tarta pavlova es muy sencilla y se presta a una infinidad de variaciones, ya que puedes rellenarla con lo que más te guste.

Nota: La tarta pavlova clásica es muy fácil de hacer, sin embargo, no siempre es sencillo conseguir un buen merengue, que es la base de esta receta. Para lograrlo, recomendamos utilizar varillas eléctricas, ya que con las manuales es preciso batir con mucha energía y sin parar; con las eléctricas es más sencillo y el esfuerzo es menor. En su ausencia, una batidora eléctrica de mano también puede servirnos.





Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *