Fácil, económica y deliciosa receta de merengues caseros

Momentos mágicos de fusión en la boca se crean con estos merengues celestiales. Haga merengues perfectos cada vez, con esta receta básica fácil de merengue.

Ingredientes:

2 Claras de Huevo (Temperatura Ambiente)

• 1/2 Taza de Azúcar

• Ralladura de Limón

Preparación:

1. En un envase de vidrio, batir las claras de huevo con una batidora eléctrica a alta velocidad.

2. Una vez que la mezcla este blanca y con una consistencia dura literalmente, agregar el azúcar y la ralladura de limón. Batir hasta que la azúcar este totalmente disuelta.

3. Para armar los suspiros utilizar una manga para adornar tortas o una bolsa ziploc, una vez armado los suspiros llevarlos al horno previamente calentado a temperatura mínima por 1 hora aproximadamente.




Toques mágicos. Solo con azúcar y huevos puedes hacer suspiros, pero para optimizar el resultado considera: una pizca de sal antes del batido hará que las claras monten más rápido, media cucharadita de crémor tártaro para cuatro claras (o un octavo de cucharadita de vinagre en su defecto) evitará que el merengue pierda el punto con la manipulación. Un par de gotas de limón, si vas por los clásicos suspiros blancos, acentuará ese color y les dará brillo. Si vas a pintarlos, prefiere el colorante en polvo.

El secreto de los suspiros es batir las claras para que levanten bien; y el secreto de batirlas bien es que el recipiente de la batidora esté perfectamente seco. Al separar los huevos, recuerda que no debe caer ni un poquito de yema. No hay secretos… así se logran los Suspiros perfectos. Puedes irte a dormir y dejarlos dentro del horno apagado durante toda la noche. Olvídate de ellos y verás que, al día siguiente, los suspiros estarán listos.





Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *